Un vistazo desde el espacio

Istmo de Panamá

Hace veinte millones de años los océanos cubrían el área donde actualmente se encuentra Panamá. Existía una brecha entre América del Norte y del Sur, a través de la cual las aguas de los océanos Atlántico y Pacífico corrían libremente.

Debajo de la superficie, dos placas tectónicas estaban lentamente acercándose una a la otra, forzando a la Placa Pacífica a que se deslice por debajo de la Placa Caribe. La presión y el calor casados por esta colisión llevó a la formación de volcanes subacuáticos, algunos de los cuales crecieron hasta formar islas.

Más y más islas volcánicas llenaron el área en los siguientes millones de años. Mientras tanto, el movimiento de las dos placas también producía una elevación del fondo del océano, lo cual eventualmente causó la aparición de sectores que emergían por encima del nivel del mar.

Con el tiempo, abundantes cantidades de sedimentos (arena, tierra y barro) fueron arrastrados desde América del Norte y del Sur por fuertes corrientes oceánicas y fueron llenando los vacíos entre las islas. Poco a poco estos sedimentos llenaron completamente los sectores faltantes. Hace aproximadamente tres millones de años se formó un istmo entre las Américas (istmo es un terreno angosto rodeado por agua a ambos lados que une dos grande masas de tierra, una "conexión" entre ellas).

¡¡Los científicos creen que la formación del Istmo de Panamá es uno de los eventos geológicos más importantes que acontecieron en la Tierra en los últimos 60 millones de años!! Esto se debe a que pese que es relativamente pequeño en comparación con las masas continentales que une, su existencia transformó enormemente el clima y ambiente del planeta.

Veamos un poco en qué aspectos. Por un lado, el agua que antes fluía hacia el Pacífico se vio forzada a avanzar en sentido norte. Este cambio formó lo que hoy conocemos como la Corriente del Golfo, la cual produce que las cálidas aguas del Caribe lleguen al norte de Europa y transformen el clima de la zona. ¡¡Se estima que los inviernos eran hasta 10º C más fríos!! Por otro lado, el Atlántico se volvió ligeramente más salado.

Cada uno de estos pequeños-grandes cambios contribuyó a establecer los patrones de circulación global que vemos hoy en día. En resumen, el Istmo de Panamá influyó en las corrientes atmosféricas y oceánicas, lo cual incidió en los patrones de precipitación, lo cual terminó por esculpir el paisaje...

Por si esto fuera poco, el istmo también jugó un papel importantísimo en la biodiversidad del planeta. Este "puente" hizo que las especies pudieran migrar de un continente a otro. Por ejemplo, los ancestros de los osos, gatos, perros, caballos, llamas y mapaches todos llegaron al sur desde América del Norte, gracias al istmo.

La imagen que aquí puedes observar no es sencilla de obtener. América Central suele estar cubierta por nubes y muchos satélites no consiguen fotografías como esta. Pero algunos instrumentos logran "penetrar" las nubes y tomar imágenes maravillosas de la topografía de esta fascinante porción del planeta.

Más imágenes

Cerrar

Estas imágenes son propiedad de Earth Observatory (NASA). Su reproducción con fines educativos está
permitida siempre y cuando se reconozca la fuente. Si quieres utilizarlas recuerda tú también hacerlo.