Home

Inicio   Novedades   Mapa del sitio      Glosario ambiental        

TODO LO QUE NECESITAS PARA CONSTRUIR UN MUNDO MEJOR... QUE OCURRE CON NUESTRO PLANETA - CAMBIO CLIMATICO - ESPECIES EN PELIGRO - GLOSARIO INFANTIL - CLIMAS - OZONO - PLANETAS - ECOSISTEMAS - JUEGOS - ROTACION - PARALELOS Y MERIDIANOS - ECOLOGIA - LIBROS DE ACTIVIDADES - BIOMAS - ESPACIO - BASURA - IMAGENES Y SONIDOS - CRUCIGRAMAS - BIODIVERSIDAD - PLACAS TECTONICAS - SOPAS DE LETRAS - CONTAMINACION - COMUNIDADES - PAISES - ECOTEST - EDUCADORES - CONSEJO - CHERNOBYL - EXPRESARTE - RECICLADO - LINKS - DECALOGO - BIOSFERA - TUS IDEAS - DESARROLLO SUSTENTABLE - TRANSLACION - LABERINTO - AGENDA 21 - TUS DERECHOS - BHOPAL - CALENDARIO - ECOCOMPROMISO - HISTORIA AMBIENTAL - MAPAS - SECRETOS DEL MAR - LA TIERRA VISTA DESDE EL CIELO

El espacio

Planeta Tierra

Piel de América

Nuestro Ambiente

Problemas y relaciones

Manos a la Obra

Juegos y publicaciones

Galerias de imágenes

Educadores... por aquí

Y mas

Tu amigo: 

Su e-mail: 

Tu nombre: 

Problemas y relaciones
Metano (CH4)

¿Qué es y de dónde viene?

El Metano es un gas que está compuesto por un átomo de carbono y cuatro de hidrógeno; es un hidrocarburo. Generalmente, se produce cuando hay descomposición anaeróbica de la materia orgánica, es decir, cuando es consumida ("comida") por bacterias en un ambiente sin oxígeno.

Las vacas, por ejemplo, producen Metano cuando digieren su alimento debido a que no tienen aire en sus estómagos y, por lo tanto, tampoco oxígeno. Lo que si tienen es... bacterias. Así es, estos pequeños organismos transforman químicamente la materia -al igual que cuando nosotros comemos-, con la diferencia de que allí producen Metano. Lo mismo ocurre con las ovejas y termitas.

Con los seres humanos no ocurre lo mismo porque nuestros estómagos son diferentes, pero sí lo generamos de muchas otras maneras. Las fuentes más comunes son los arrozales (plantaciones de arroz), los vertederos de residuos (rellenos sanitarios), las filtraciones de oleoductos de gas natural, y las prácticas que involucran la quema de biomasa.

Como te contábamos, este gas se forma con la descomposición anaeróbica de la materia (gracias a los famosos organismos descomponedores) por lo cual podemos pensar que es un contaminante natural y que el Planeta esta preparado para absorberlo. ¡Y es así! El Metano ha existido millones de años antes de que apareciera el hombre sobre la Tierra y nunca fue un problema.

Pero entonces ¿qué es lo que nos preocupa y porqué decimos que es un contaminantes? Pues bien, aquí ocurre lo mismo que con el dióxido de carbono (CO2): no es un compuesto malo en si mismo, pero el hombre ha comenzado a producir más y más y más al punto tal que la cantidad de Metano (y de CO2) ha comenzado a ser un problema. Hasta hace poco más de 100 años su presencia en la atmósfera era menor y relativamente constante pero hoy estamos consiguiendo que sea cada vez más abundante.

¿Y cómo hacemos esto? Más y más vacas, ovejas y otros rumiantes son criados año a año para consumo humano de carnes y lácteos; más materia orgánica es generada y desechada por el hombre para luego ser depositada en basurales y rellenos sanitarios, donde las bacterias la descomponen anaeróbicamente; más terrenos son destinados al cultivo de arroz generando ambientes abundantes en alimento y escasos en oxígeno; aumentamos nuestra utilización de gas natural (recuerda que el metano es un hidrocarburo gaseoso) y por lo tanto las posibilidades de emitirlo a la atmósfera durante su producción, transporte y uso.

¿Cuál es el problema?

Pues bien, dijimos que el metano en sí no es peligroso pero el aumento en sus concentraciones en la atmósfera debe preocuparnos. Pero, ¿porqué? Pues porque es un gas de efecto invernadero (GEI) que puede atrapar más o menos...¡24 veces más calor que el Dióxido de Carbono! Es decir que una molécula de Metano añade 24 veces más calor a la atmósfera que una de CO2. Por lo tanto, aún cuando emitimos mucho menos que CO2, el metano contribuye en un 12% al cambio climático global. [1]

Te contamos que existen fuentes naturales: pensarás que es un chiste pero... ¡¡los eructos de las vacas contribuyen al efecto invernadero!! Sin embargo el hombre tiene un papel más significativo en este problema. Imagínate que... ¡el 70% de las emisiones globales de Metano son de origen humano! [1] ¡Uf!


[1] Turco, Richard, Earth Under Siege, Oxford University Press, 2002.

¿Qué podemos hacer?

Hay muchas cosas que pueden hacer los agricultores, las empresas de gas natural y quienes manejan los rellenos sanitarios en donde se dispone nuestra basura. Sin embargo, nosotros también tenemos un papel importante que cumplir en la reducción de las emisiones de Metano. Las tres R's (reducir, reciclar, reusar) disminuyen la cantidad de basura que produces, por ende, la que va a parar a los rellenos sanitarios, y en definitiva la que termina descomponiéndose y generando emisiones de Metano. Consumir menos SIEMPRE es bueno para el ambiente ¡Recuérdalo!

A su vez, ahorrar gas en cocinas y estufas, asegurándose que estén en buen estado y utiliza lo justo y necesario. Por ejemplo, para preparar un té necesitas un poco de agua, ¿tiene sentido que consumas gas para calentar una pava llena? Pues no, ya que un recipiente pequeño con poca agua calentará rápidamente y podrás apagar la cocina en cuestión de minutos... Y la estufa, si no hace frío ¡apágala! Es bueno para el ambiente y la economía familiar...

VOLVER   SEGUIR

Con el apoyo de:

    

 

Asociación Civil Red Ambiental

EcoPibes.com es una iniciativa de la
Asociación Civil Red Ambiental
Camacua 744 (C1406DOP)
Ciudad de Buenos Aires, Argentina

info@ecopibes.com